¿Cuáles son tus necesidades?

Lo primero que debes considerar antes de comprar un tratamiento facial, son las necesidades y requerimientos de tu piel.

¿Cuál es tu tipo de piel?

Ahora que ya conoces tus necesidades, identificar tu tipo de piel es el segundo paso para poder elegir el tratamiento adecuado.

Tipos de productos de Tratamientos Faciales

A la hora de comprar, recuerda tener en cuenta tus necesidades y tipo de piel. En Falabella.com tenemos productos específicos para ti.

Limpiadores

Nos ayudan a eliminar las impurezas, limpiar la piel y quitar el exceso de maquillaje. Podrás encontrar aguas micelares, espumas limpiadoras, gel de limpieza y leches limpiadoras.

Tónicos

Ideales para equilibrar el pH de la piel y prepararla para los otros productos. Hay tónicos específicos para los distintos tipos y necesidades de la piel.

Mascarillas

Permiten hidratar, exfoliar y nutrir la piel, permitiendo que muestre un aspecto joven y sano. Hay mascarillas de arcilla, efecto lifting, peel of, aloe vera, entre otras.

Hidratantes

Ayudan a retener el agua en nuestra piel, protegiéndola frente a las bacterias y contaminantes

Crema antiedad

Protegen las células y tejidos de nuestra piel, atenuando las líneas de expresión y combatiendo el envejecimiento prematuro del rostro.

Exfoliantes

Son imprescindibles para retirar las células muertas que dan un aspecto grisáceo a la piel. Se recomienda aplicar máximo dos veces por semana.

Bloqueadores solares

El bloqueador es fundamental para cuidar y proteger la salud de nuestra piel. Nos protege de los foto contaminantes y se debe ocupar durante todo el año.

Desmaquillantes

Remueven impurezas que el agua y los limpiadores no quitan por completo. El maquillaje de ojos suele ser el más resistente, por lo que es recomendado usar un desmaquillante bifásico.

Serum

Ingredientes activos que penetran las capas más profundas de la piel. Son un complemento de las cremas hidratantes. Existen los sérum de vitaminas, ácido hialurónico, despigmentante, entre otros.

Contorno de ojos

Ideal para combatir los signos de la edad de la parte más delicada del rostro. Existen para las arrugas, ojeras, bolsas o hidratantes.

Rutina de cuidado de la piel

La clave para que un tratamiento sea efectivo, es seguir el orden correcto en el que se aplican los diferentes productos. Estas, son las rutinas básicas de día y de noche que debes conocer para potenciar tu belleza.

Rutina de día

Rutina de Noche

Rutina de día

Paso 1: Limpieza:

El primer paso para tener un rostro saludable, es tener una piel limpia. Esto permite desbloquear nuestros poros y preparar la piel para recibir los demás productos que utilicemos.

Paso 2: Tónico:

Luego de limpiar la piel, es necesario un tónico para normalizar el cutis, hidratar, refrescar y cerrar los poros.

Paso 3: Sérum:

El sérum se encarga de tratar necesidades específicas de la piel, como las arrugas, el acné, las manchas, entre otras. Tiene un acabado ligero y no graso.

Paso 4: Contorno:

La zona del contorno de ojos es la más delicada, por lo que requiere cuidados especiales. Este paso te ayudará a activar la circulación y descongestionar las bolsas. Evita aplicarlo en los párpados móviles y el lagrimal.

Paso 5: Hidratante:

Las células y tejidos de la piel necesitan agua para defenderse de los factores externos. Por eso, es importante hidratarla tanto por fuera como por dentro. Encontrarás productos según tu tipo y necesidades de la piel.

Paso 6: Factor Solar:

Si no protegemos nuestra piel de los factores externos, como el sol, los demás pasos de cuidados no tendrán el mismo efecto. Es fundamental aplicar un producto con al menos 15 FPS, tanto en el verano como el invierno, dentro y fuera de la casa.

Rutina de noche

Paso 1: Desmaquillante:

Antes de ir a dormir es imprescindible la limpieza facial. No solo para eliminar los restos del maquillaje, sino para retirar el sudor o suciedad acumulada durante el día. Recuerda hacerlo de manera delicada.

Paso 2: Mascarilla:

Ayudan a regenerar y renovar la piel. Además, la mayoría cuenta con potentes activos para hidratar en profundidad. Se recomienda usar entre una y dos veces por semana.

Paso 3: Tónico:

El sérum se encarga de tratar necesidades específicas de la piel, como las arrugas, el acné, las manchas, entre otras. Tiene un acabado ligero y no graso.

Paso 4: Sérum:

Después de haber limpiado y tonificado la piel, aplica algunas gotitas de serúm en la frente, mejillas y barbilla y luego, masajea suavemente por todo el rostro.

Paso 5: Contorno de ojos:

Cada noche utiliza un contorno de ojos para estimular la renovación celular, formación de colágeno y elastina. Si el producto no tiene aplicador, recomendamos hacerlo con el dedo anular ya que es el que menos fuerza tiene.

Paso 6: Tratamiento:

Finalmente, la hidratación de la piel. Con los pasos anteriores, el efecto del tratamiento facial y cremas hidratantes que escojas, tendrán un impacto mayor. Es importante que identifiques el más adecuado para ti.

Preguntas frecuentes

La piel se debe limpiar todos los días, ya que aunque no nos maquillemos, el aire, la contaminación, el sudor y otros agentes externos, nos afectan constantemente. Las limpiezas en profundidad, se recomiendan cada dos o tres meses.

No hay una edad exacta, ya que depende de cada persona, pero lo ideal es hacerlo desde la adolescencia, para prevenir problemas a futuro. Lo importante, es saber cómo debemos cuidarla dependiendo de las distintas etapas.

No. La protección solar se debe aplicar todos los días, sea invierno, verano, otoño o primavera, ya que la radiación existe, independiente de la presencia del sol. Por ejemplo, en las pantallas o iluminación eléctrica.

Lo más importante a la hora de escoger este tipo de productos, es identificar el tipo de piel y sus necesidades. No es lo mismo una piel sensible que requiere protección, que una piel seca que necesita hidratación. Las mascarillas de avena o miel son ideales para las pieles secas; las mascarillas de palta o aloe vera para pieles mixtas; y las mascarillas purificantes de arcilla para pieles grasas

Ver más preguntas

Principales ingredientes y sus beneficios

¿En qué ingredientes debes fijarte a la hora de elegir tu producto?

Vitamina C:

Iluminador por excelencia

La vitamina C es un nutriente que actúa como antioxidante en el cuerpo. Ayuda a la producción de colágeno, responsable de la cicatrización, elasticidad y fuerza de la piel.

Leer más

Ácido Hialurónico:

Protege y repara la piel

Ayuda a mantener la piel hidratada y con una suave textura Sin embargo, con el paso de los años, la producción de esta sustancia va disminuyendo considerablemente. Los productos que lo contienen, promueven la reparación y protección de los tejidos.

Leer más

Vitamina E:

Perfecto antioxidante

Como nutriente liposoluble, la vitamina E funciona principalmente como antioxidante, lo que ayuda a proteger las células y combatir las infecciones.

Leer más

Retinol:

Combate las arrugas

El retinol es un activo derivado de la vitamina A que está presente de manera natural en la piel. Estimula la renovación celular y evita que las células nuevas envejezcan demasiado rápido. Disminuye las arrugas, aclara las manchas, renueva la piel, mejora la luminosidad y reduce el tamaño de los poros.

Leer más

Ácido láctico:

Elimina y previene manchas

Excelente para tratamientos contra las manchas en la piel, ya que al pertenecer a la familia de ácidos AHA, tiene propiedades despigmentantes que aclaran y unifican el tono de piel.

Leer más

Ácido Retinoico:

Hidrata de manera profunda

El ácido retinoico es la forma más pura y activa de la vitamina A. Incrementa la hidratación de la piel, controla la pigmentación cutánea, mejora la textura y aporta firmeza al rostro. Es más fuerte que el retinol por lo que debe ser recetado por un médico especialista.

Leer más

Ácido Glicólico:

Suaviza tu piel

El ácido glicólico permite eliminar todas las células muertas de la piel de forma suave y sin perjudicarla. Es uno de los ingredientes más utilizados en los peelings, ya que suaviza y acelera la regeneración de la piel.

Leer más

Coenzima Q10:

Protector de agentes externos

La vitamina Q10, es un antioxidante que ayuda a prevenir el daño de las sustancias químicas altamente reactivas.

Leer más

Niacinamida:

Perfeccionador de poros

Ayuda a reducir la apariencia de líneas de expresión y arrugas. Fortalece las defensas de la piel y optimiza los niveles de hidratación. Ayuda a reducir el enrojecimiento y las manchas.

Leer más