Devuelve gratis por Derecho a retracto o Satisfacción garantizada.
Código del producto: 112188724

Seresto para perros de mas de 8kg de peso


Vendido por veterinaria perros y gatos
Seller Info

Producto publicado directamente por veterinaria perros y gatos.

VENTA DE PRODUCTOS VETERINARIOS CLAUDIA NIETO ARANDA E.I.R.L.
RUT 768561567

Despacho a domicilio
Ver disponibilidadRevisar disponibilidad
Retira tu compra
Ver disponibilidadSelecciona un punto de retiro
  1. $ 51.990
Acumula hasta 346 CMR Puntos

Máximo 20 unidades.

Especificaciones
Condicion del productoNuevo
País de origenAlemania
Tipo de mascotaPerros
Modeloperros de mas de 8kg
Información adicional
1.Seresto collar 4,50 g + 2,03 g para perros > 8 kg
2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA Sustancias activas: Un collar de 70 cm (45 g) contiene como sustancias activas 4,5 g de imidacloprid y 2,03 g de flumetrina.
Excipientes
3. Collar. Collar gris, inodoro .
4. 4.1 Especies de destino Perros (> 8 kg).
4.2 Indicaciones de uso Para la prevención y tratamiento de la infestación por pulgas (Ctenocephalides felis, C. canis) durante 7 – 8 meses. Protege el entorno inmediato del animal al inhibir el desarrollo de larvas de pulga durante 8 meses. Seresto puede utilizarse como parte de una estrategia de tratamiento de la dermatitis alérgica por picadura de pulgas (DAPP). El collar veterinario es eficaz contra las infestaciones por garrapatas durante 8 meses por su efecto repelente (antialimentación) (Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus) y su efecto acaricida (muerte del parásito) persistente (Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus, Dermacentor reticulatus). Es eficaz contra larvas, ninfas y garrapatas adultas. Las garrapatas presentes en el perro antes del tratamiento pueden no morir en las primeras 48 horas después de la aplicación del collar, por lo que podrían permanecer adheridas y visibles. Por tanto, se recomienda retirar las garrapatas existentes en el perro previo a la aplicación del collar. La prevención de nuevas infestaciones por garrapatas se inicia durante los dos primeros días después de la aplicación del collar. El collar protege de modo indirecto frente a la transmisión de los patógenos Babesia canis vogeli y Ehrlichia canis por la garrapata Rhiphicephalus sanguineus y en consecuencia, se disminuye el riesgo de babesiosis canina y ehrliquiosis canina durante 7 meses.
Reducción del riesgo de infección por Leishmania infantum a través de la transmisión por flebotomos hasta 8 meses. Para el tratamiento de la infestación por piojos picadores/masticadores (Trichodectes canis). 4.3 Contraindicaciones No tratar a cachorros de menos de 7 semanas. No usar en caso de hipersensibilidad a las sustancias activas o a algún excipiente. 4.4 Advertencias especiales para cada especie de destino Generalmente después del tratamiento, las garrapatas mueren y se desprenden del animal 24 – 48 horas después de la infestación sin haber ingerido sangre del hospedador. No obstante, no se puede descartar la adhesión aislada de garrapatas después del tratamiento. Por esta razón, no se puede excluir completamente la transmisión de enfermedades infecciosas a través de garrapatas, si las condiciones del entorno son desfavorables. Aunque se ha demostrado una reducción significativa de la incidencia de Leishmania infantum en perros, el producto ha mostrado una eficacia repelente (antialimentación) e insecticida variable frente al flebotomo Phlebotomus perniciosus. En consecuencia, pueden darse picaduras de flebotomo, por lo que la transmisión de Leishmania infantum no puede excluirse en su totalidad. El collar debe aplicarse justo antes del inicio del periodo de actividad de los vectores flebotomos, correspondiente a la estación de transmisión de Leishmania infantum, y debe llevarse continuamente durante todo el periodo de riesgo. Preferentemente, el collar debe aplicarse antes del inicio de la temporada de pulgas o garrapatas. Al igual que con el resto de los productos veterinarios tópicos de uso prolongado, una caída estacional de pelo en exceso puede producir una disminución leve y pasajera de la eficacia del collar, por pérdida de parte de las sustancias activas presentes en el pelo. La liberación de las sustancias activas del collar se iniciará inmediatamente, de modo que la eficacia completa será reestablecida sin necesidad de un tratamiento adicional o de un cambio de collar. En caso de tener una infestación de pulgas instaurada en el hogar, puede ser necesario además un tratamiento del entorno con un insecticida apropiado. Este producto veterinario es resistente al agua y continúa siendo eficaz aunque el animal se moje. Sin embargo, debe evitarse una exposición intensa y prolongada al agua o el uso frecuente de champús dado que la duración de la actividad puede verse disminuida. Los estudios muestran que el uso de champú o la inmersión en agua una vez al mes no disminuye la duración de la eficacia de 8 meses frente a garrapatas, después de la redistribución de las sustancias activas por el pelaje, aunque sí la reduce gradualmente frente a pulgas a partir del 5º mes. La influencia del champú o la inmersión en agua respecto a la transmisión de la leishmaniosis canina no ha sido estudiada.
4.5 Precauciones específicas que debe tomar la persona que administre el producto a los animales Mantenga la bolsa que contiene el collar en la caja hasta el momento de su uso. Al igual que con otros productos veterinarios, no permita que los niños jueguen con el collar, ni que se lo introduzcan en la boca. Los perros que lleven collar no deberían dormir en la cama con sus propietarios, especialmente los niños. Imidacloprid y flumetrina se liberan de forma continuada del collar hacia la piel y pelaje mientras el collar está colocado. Puede causar reacciones de hipersensibilidad en algunas personas. Las personas con hipersensibilidad conocida (alergia) a los componentes del collar deben evitar el contacto con el collar. En muy raras ocasiones, puede causar en algunas personas irritación cutánea, ocular y respiratoria. En caso de irritación ocular, aclare cuidadosamente los ojos con agua fría. En caso de irritación cutánea, lávese la piel con agua fría y jabón. Si los síntomas persisten consulte a un médico y muéstrele el prospecto o la etiqueta. Elimine inmediatamente la parte sobrante del collar (véase la sección 4.9). Lávese las manos con agua fría después de colocar el collar.
4.6 Reacciones adversas (frecuencia y gravedad) En raras ocasiones, en los primeros días tras la colocación del collar en animales que no están acostumbrados a llevar collar, pueden observarse cambios en el comportamiento que pueden incluir esconderse, vocalización, hiperactividad, lamido y/o aseo excesivos o rascado en la zona de aplicación. En muy raras ocasiones, se notificó agresión tras la aplicación del collar. Asegúrese de que el collar esté correctamente colocado. En raras ocasiones, pueden producirse reacciones en la zona de aplicación tales como prurito, eritema y pérdida de pelo, que generalmente desaparecen en 1 o 2 semanas.. En casos aislados, puede ser recomendable la retirada temporal del collar hasta que los síntomas hayan desaparecido. En muy raras ocasiones, pueden producirse reacciones en la zona de aplicación tales como dermatitis, inflamación, eczema, lesiones o hemorragia. En estos casos se recomienda retirar el collar. En raras ocasiones, pueden aparecer signos neurológicos tales como ataxia, tremor y convulsiones. En estos casos se recomienda retirar el collar. Además, en raras ocasiones, pueden aparecer al principio reacciones leves y pasajeras tales como depresión, cambios en la ingesta, salivación, vómitos y diarrea. La frecuencia de las reacciones adversas se debe clasificar conforme a los siguientes grupos: Muy frecuentemente (más de 1 animal por cada 10 animales tratados presenta reacciones adversas) Frecuentemente (más de 1 pero menos de 10 animales por cada 100 animales tratados) Infrecuentemente (más de 1 pero menos de 10 animales por cada 1.000 animales tratados) En raras ocasiones (más de 1 pero menos de 10 animales por cada 10.000 animales tratados) En muy raras ocasiones (menos de 1 animal por cada 10.000 animales tratados, incluyendo casos aislados).
4.7 Uso durante la gestación, la lactancia o la puesta Los estudios de laboratorio efectuados con flumetrina y con imidacloprid en ratas y conejos no han producido efectos sobre la fertilidad ni la reproducción, ni han demostrado efectos teratogénicos o tóxicos para el feto. Sin embargo, no ha quedado demostrada la seguridad del collar durante la gestación y la lactancia en las especies de destino. En ausencia de datos disponibles, este producto veterinario no se recomienda en perras en gestación o lactación. 4.8 Un collar por animal para aplicar alrededor del cuello. Los perros que pesen más de 8 kg deben usar un collar de 70 cm de longitud. Los perros pequeños de hasta 8 kg deben usar un collar para perros  8 kg de 38 cm de longitud. Sólo para uso externo. Extraiga el collar de la bolsa protectora justo antes de su uso. Desenrolle el collar y asegúrese de que no quedan restos de las tiras de plástico de la parte interna del collar. Ajuste el collar sin apretar alrededor del cuello del animal (se recomienda dejar un espacio de dos dedos entre el collar y el cuello). Pase el extremo del collar a través de las hebillas. Corte el exceso de collar dejando 2 cm tras la hebilla. El perro debe llevar el collar de forma continua durante los 8 meses de periodo de protección. El collar debe retirarse al finalizar el tratamiento. Compruebe el collar periódicamente y ajústelo si fuera necesario, especialmente en cachorros con crecimiento rápido. 4.10 Sobredosificación (síntomas, medidas de urgencia, antídotos), en caso necesario Debido a la naturaleza del collar, es improbable que ocurra una sobredosis y no se esperan signos de sobredosis. Después de la aplicación de 5 collares en perros adultos durante 8 meses así como en cachorros de 7 semanas de edad durante 6 meses no se han observado efectos adversos excepto una ligera pérdida de pelo y reacciones cutáneas leves. En el caso improbable de que el animal ingiera un collar, podrían presentarse síntomas gastrointestinales leves (p. ej. heces blandas).