Devuelve gratis por Derecho a retracto o Satisfacción garantizada.
Código del producto: 127605349

Colgante Medalla Dije Crucifijo San Benito Cruz Proteccion


Vendido por londonjoyas
Seller Info

Producto publicado directamente por londonjoyas.

EVE INVERSIONES SPA
RUT 769491058

Despacho a domicilio
Ver disponibilidadRevisar disponibilidad
Retira tu compraNo disponible para retiro
  1. $ 7.990
Acumula hasta 53 CMR Puntos

Máximo 20 unidades.

Especificaciones
Condicion del productoNuevo
Material de las joyasBañado en plata
ModeloColgante Medalla Dije Crucifijo San Benito Cruz Proteccion
Información adicional
Colgante crucifijo cruz de la medalla de San Benito, plateado. con forma de cruz para pulsera, joyería
40x13x2,5mm
Charm San Benito De aleación de plata tibetana, Medalla del patrón de San Jesús, Benedict Nursia, Cruz religiosa, broche de langosta, colgante de encanto

La medalla de San Benito es una medalla sacramental
cristiana que contiene iconografía relacionada con
San Benito de Nursia. Es usada por creyentes
católicos, anglicanos, y en algunas comunidades
luteranas, los metodistas y ortodoxos de occidente.
Es una de las medallas más antiguas de la cristiandad,
y quienes la portan creen que tiene poder contra el
mal. El anverso de la medalla presenta una imagen de
Benito de Nursia y el reverso tiene, entre otras cosas,
las iniciales de la frase Vade retro satana, una fórmula
católica de origen medieval que deriva de una frase
que el Evangelio de Marcos (8:33) pone en labios de
Jesús de Nazaret.

¿Cuál es la Historia de la medalla de San Benito?
La fecha exacta sobre la manufactura de la primera
medalla de San Benito se desconoce. En algún punto
de la historia de esta devoción cristiana se
encontraron letras en la parte de atrás de la medalla.
En el año 1647, unas mujeres fueron juzgadas por
hechicería, y en el proceso declararon que no habían
podido dañar el monasterio de los benedictinos
porque se encontraba protegido por el signo de la
santa Cruz. Se buscó entonces en el monasterio de
Metten (Baviera, Alemania) y se encontraron pinturas
antiguas con representaciones de esta cruz, con la
inscripción. Pero estas iniciales misteriosas no
pudieron ser interpretadas, hasta que en un
manuscrito de la biblioteca, iluminado en el mismo
monasterio de Metten, en 1414 y conservado hoy en la
biblioteca estatal de Múnich, se vio una imagen de
san Benito de Nursia, con esas palabras. Un
manuscrito anterior, del siglo XIV y procedente de
Austria, que se encuentra en la biblioteca de
Wolfenbüttel, parece haber sido el origen de la
imagen y del texto. El papa Benedicto XIV la aprobó
en 1742 y la fórmula de su bendición se incorporó al
Rito Romano. La versión final de esta medalla data del
año 1880 en memoria de los 1400 años del natalicio
de san Benito.
La medalla es usada de diversas maneras: colgado
alrededor del cuello con una cadenita, en el rosario,
en el bolsillo, en el centro de una cruz, en el coche o
casa de los fieles y en los cimientos de un edificio

¿Cuál es el simbolismos de la medalla de san Benito?
La medalla es una exaltación del amor a Cristo de
acuerdo con los fieles cristianos católicos. Quienes
practican esta devoción le atribuyen poder para alejar
el mal por medio de la fe. El medallón de san Benito
ayuda a combatir el mal y las tentaciones que
provienen de Satanás, del mismo diablo, máximo
enemigo de Dios, por lo que suele ser empleado en
los exorcismos.
Cara frontal de la medalla de San Benito
En la cara frontal de la medalla aparece la figura de
Benito de Nursia sosteniendo en su mano derecha
una cruz (a la que la tradición le adjudica un gran
amor por parte del santo), y en su mano izquierda el
libro de las Reglas, que él mismo escribió, con la
oración de la buena muerte rodeando la figura del
santo: Eius in obitu nostro praesentia muniamur!: "A la
hora de nuestra muerte seamos protegidos por su
presencia", pues san Benito es patrón de la buena
muerte, junto con San José. En el fondo de la imagen
aparece una copa envenenada, de la cual, cuando el
santo hizo sobre ella la señal de la cruz, salió una
serpiente. Un enemigo celoso intentó envenenarlo
dándole una hogaza de pan envenenada, mas al
pretender comérsela se la llevó un cuervo (estos
detalles aparecen en la medalla). En el fondo de la
imagen aparece la frase Crux sancti patris Benedicti
(Cruz del Santo Padre Benito).